Evolución de la Sexualidad

sexualidad03Hemos abordado la conceptualización de la sexualidad, las preguntas de los ñin@s y la necesidad de realizar una educación sexual en otros documentos.

En este explicamos la evolución de la sexualidad en niñ@s.


1. HASTA LOS 6 AÑOS

En opinión de algunos expertos, la sexualidad del niñ@ va a evolucionar y se va a desarrollar en función de una serie de fenómenos que, inevitablemente, se van a presentar a esa edad.


1. LA MANERA DE RESOLVER LOS PROBLEMAS DERIVADOS DEL CONTROL DE ESFÍNTERES

Se entiende que algunas actitudes restrictivas y escrupulosas de los padre y madres pueden tener un resultado nada favorable para un sano desarrollo, ya que puede suceder que el niñ@ asocie un componente de suciedad, asco y repugnancia hacia los órganos genitales.

Se considera que antes de los dos años es inútil y peligroso exigir el control de esfínteres. El adulto ha de tener en cuenta que el control individual exige una madurez neurofisiológica y afectiva. Es un error notable el imponerle sus normas, a través de chantajes, castigos y amenazas.


2. LOS INEVITABLES PROBLEMAS CELOTÍPICOS QUE SUELEN PRESENTAR A ESAS EDADES, SOBRE TODO CUANDO HAY ALGÚN BEBÉ EN LA FAMILIA

Hay que comprender que el niñ@ tiene un determinado desarrollo de pensamiento y de sus capacidades intelectuales que no les permite todavía comprender que el compartir no supone necesariamente perder.

Esta organización exclusivista y egocéntrica de su pensamiento y de su afectividad pueden, si no se tiene en cuenta, influir negativamente en su desarrollo psicosexual. Algunos psicólogos han sugerido ciertos criterios educativos que podrían disminuir este conflicto:
  • Hacer que el niñ@ participe en el nuevo embarazo, informándole adecuadamente del proceso, dejándole tocar y oir a través del vientre de la madre, etc….
  • Evitar tener a los hij@s durante mucho tiempo en las habitaciones de los padres.
  • Evitar marginarles y hacer esfuerzos por no centrar todos los afectos en el nuevo hij@.


3. CURIOSIDAD POR EL OTR@

Hacia los tres años, generalmente, tiene un comportamiento que podríamos denominar voyeurista (mirón). Toma conciencia de su sexo y comenzará a identificarse con su padre o madre.
  • Inicia comportamientos autoestimulativos con una intencionalidad diferente al adulto.
  • Exploran sus genitales y obtienen sensaciones placenteras. Ello debiera ser contemplado desde el prisma de “juego exploratorio”, una manera de conocerse, que va a configurar su esquema corporal y su identidad sexual.
  • El “no te toques”, “se te va a caer”, “te la voy a cortar” y otras tantas manifestaciones pueden tener efecto negativo .Puede llevar a la conclusión de que su zona genital es algo sucio y vergonzante. Las amenazas del adulto por estas causas se convierten en una fuente de miedos, angustias paralizantes para las etapas siguientes del desarrollo del niñ@ y frena su energía vital. Una actitud permisiva, tolerante y benevolente hacia estas primeras caricias será, una buena forma de educar su sexualidad.

Parece claro suponer que en el aprendizaje y adquisición de hábitos y actitudes con respecto a las relaciones afectivas y sexuales, la observación de los adultos y su modo de interactuar, juegan un papel destacado.

2. DE LOS 7 A LOS 11 AÑOS
A esta edad generalmente el niñ@ ya conoce y acepta su identidad sexual, ha superado la etapa de los celos, controla esfínteres y tiene cierta capacidad para manejar la realidad, aunque todavía tiene gran dependencia familiar.

En este período hay una mayor incidencia de los juegos sexuales, por curiosidad, autoafirmación, comprobación de los conocimientos que posee, imitar a los adultos, demostración de poder, etc.

Los juegos sexuales infantiles tienen un carácter casi universal y las actitudes de los adultos no suelen ser adecuadas.

La naturalidad ante este juego, permite que los niñ@s aprendan a conocer su cuerpo y les posibilita dar el valor justo a sus genitales como parte del mismo y en ausencia de vergüenza y de sentimientos de culpa.
3. LA ADOLESCENCIA
sexualidad02Es una etapa de cambio y crisis, fruto de las modificaciones que acontecen y que, de hecho, se niegan o no se comprenden en su totalidad por los adultos.

Cambios relevantes
  • Biológicos: con un desarrollo puberal desencadenado por la irrupción hormonal.

  • Intelectuales: su pensamiento es más maduro. Razona a partir de hipótesis y avanza en la capacidad de elaborar conclusiones.

Habitualmente el/la adolescente carece de una información adecuada sobre la sexualidad. La información le llega a través de amig@s. No es fácil hablar con su familia o con el profesorado de estos temas.


Comportamientos sexuales

La casi totalidad, antes de los 14 años y tienen un comportamiento de autoestimulación sexual. Muchos de ellos  suelen vivirlo con sentimiento de culpa. La mayoría de los jóvenes ya tienen experiencia de cita y besos antes de los 15 años.

Sus experiencias heterosexuales suelen tener lugar en un marco de inseguridad y tensión. Tienen un claro desconocimiento de anticonceptivos y de enfermedades venéreas.

La realidad social pone de manifiesto:
  • El adoptar normas prohibitivas y rigurosas no parece ser muy eficaz. Puede hipervalorar la conducta prohibida animando a la transgresión con el coste de una vivencia culpabilizadota.

  • El negar a los adolescentes la información y el acceso a los anticonceptivos, supone conducir a muchos jóvenes a situaciones dramáticas. Está demostrado que el acceso racional a los anticonceptivos no hace que la gente joven inicie su vida sexual antes.
4. ALGUNAS ORIENTACIONES PARA LA FAMILIA
1. EN LA INFANCIA
La información más importante es la verbal. Conviene que el niñ@ se familiarice no sólo con su cuerpo desnudo sino también con el de sus herman@s. Es aconsejable que con toda naturalidad vea el cuerpo desnudo de sus padres para:
  • Facilitar la identificación con los padres del mismo sexo.
  • Que no existan partes del cuerpo “tabú”
  • Se familiarice con el cuerpo del hombre y de la mujer ya maduros. Así la llegada de su desarrollo fisiológico no le asustará.
  • Que vea que sus padres valoran sus cuerpos a través de expresiones de afecto.
  • Responder siempre a las preguntas de una manera sencilla.
  • Responder sólo a lo que el niño pregunta, sin extenderse ni anticiparse.

2. EN LA PREADOLESCENCIA
Los temas a tratar se refieren a la maduración sexual. Al hablarle de las relaciones sexuales no sólo deben fijarse en la vertiente procreadora y en el placer, sino también en los componentes de amor y ternura.


3. EN LA ADOLESCENCIA
La información se centrará en los siguientes aspectos: la masturbación, el orgasmo, las relaciones sexuales, los anticonceptivos, las enfermedades de transmisión sexual.


PARA SABER MÁS

HERNÁNDEZ, G. y JARAMILLO, C. (2003): La educación sexual de la Primera Infancia. Guía para madres, padres y profesorado de educación primaria. Madrid. CIDE e Instituto de la Mujer.

HERNÁNDEZ, G. y JARAMILLO, C. (2006): La educación sexual de niños y niñas de 6 a 12 años. Guía para madres, padres y profesorado de educación primaria. Madrid. CIDE e Instituto de la Mujer.

LÓPEZ SÁNCHEZ, F. (2006): La educación sexual de los hijos. Guía para padres. Ed. Pirámide.

SOMERS, L. y SOMERS, B. (1990): Como hablar a sus hijos sobre el sexo. Barcelona. Ed. Paidós.

ALTABLE, CH. (2001): Educación sentimental y erótica para adolescentes. Madrid. Ed. Miño y Dávila.

VV.AA. (1990): Guía para padres. Tres volúmenes. Madrid. Cultural S.A. de Ediciones.


Evolución de la Sexualidad    Última actualización: 04-11-2011

Puede descargar esta información en su versión para imprimir pulsando sobre el icono


acceso-bibliografia
acceso-enlaces
quienes-somos

Actualizaciones

Importante!! Los materiales ofrecidos en esta web se actualizan periódicamente. Si quieres saber cuando añadimos nueva información o hacemos alguna actualización, suscríbete a este servicio.


Nombre:

Email:

apoclam
enlace-cuadernos
cineyvalores
copoe