La Sexualidad

sexualidadHasta no hace mucho tiempo, la sexualidad era un tema tabú del que nadie hablaba. Sin embargo, el avance de las ciencias y principalmente de la Psicología y la Pedagogía, han señalado la enorme importancia que tiene para el niñ@ su iniciación sexual.

El silencio, el engaño y la represión a que antes se sometían todas esta cuestiones eran causa de complejos, ansiedades y futuros estados de inadaptación y desequilibrio.

Es muy importante que cuando el niñ@ despierte a la vida sexual no encuentre a su alrededor una atmósfera rara, tirante y prohibida, sino que a medida que surjan las preguntas de su interior se les vayan contestando y aclarando debidamente, ayudándole a resolver los problemas que puedan planteársele.

Algunas personas se resisten a aceptar el hecho de que vivimos en sociedades que tienen como característica los cambios y modificaciones constantes. Ello es más espectacular, si cabe, en las últimas décadas. Tales cambios han mediatizado la aparición de nuevas necesidades sociales, sanitarias y educativas. En el tema que nos ocupa también aparecen nuevas concepciones en torno a la sexualidad, valores actitudes y conductas sexuales. Familia y escuela estamos obligados no eludir esta problemática y a no zafarse de sus legítimas responsabilidades.

Entendemos por sexualidad una dimensión, una parte de la persona que acompaña al ser humano desde su nacimiento hasta su muerte, que vive y se manifiesta en cada momento de su vida de un modo diferente, resultado de lo que hemos aprendido en nuestras relaciones con los demás y de nuestra situación concreta.

Toda persona en cada etapa de su vida tiene un modo de vivir la sexualidad, de desarrollar ese aspecto de la vida que viene determinado por su condición ineludible de “ser sexuado”. No es lo mismo la sexualidad de un niño, de un adolescente o la de un anciano. Todos tienen sexualidad, pero se manifiesta de forma distinta a lo largo de la vida. La manera con que cada persona vive y manifiesta su sexualidad va a depender de tres factores: el biológico, el psicológico y el social-cultural. Los tres están estrechamente relacionados entre sí.

1. FUNCIONES DE LA SEXUALIDAD
La sexualidad es una faceta de nuestra vida de gran transcendencia y que nos implica por dentro. Tiene diferentes funciones que podemos resumir en tres:

1. COMUNICACIÓN Y RELACIÓN

La sexualidad funciona como una forma de comunicación y relación. A través de ella expresamos afecto y amor así como odio y cólera y establecemos relaciones con los demás. Desde que nacemos comenzamos a aprender a establecer relaciones entre nosotros y los demás. Primero con los padres y familiares, después con amigos. Estas relaciones son imprescindibles para un sano desarrollo de la personalidad. La afectividad y la sexualidad son grandes dinamizadores de nuestras relaciones.


2. PLACER

La conducta sexual no puede explicarse como una conducta reproductora, ya que no toda conducta sexual es reproductora. Las relaciones sexuales o la vivencia sexual permiten la obtención de placer y gratificación sexual entre dos personas o individualmente. Esta gratificación no se debe reducir a unas zonas concretas sino que implica todo el cuerpo. Las caricias son buenas y eficaces  medios de transmitir emociones, sentimientos y ternura en el marco del placer. El placer es, por tanto, un resultado sano y deseable de esa relación, siendo, además, un valor humano a cultivar.


3. REPRODUCCIÓN

Es una función secundaria de la sexualidad. Las personas, habitualmente, no viven su sexualidad para tener descendencia, sino para comunicarse, relacionarse y obtener con ello una mutua satisfacción.
2. TEORÍAS QUE EXPLICAN EL DESARROLLO DE LA SEXUALIDAD HUMANA

La sexualidad es una faceta de nuestra vida de gran transcendencia y que nos implica por dentro. Tiene diferentes funciones que podemos resumir en tres:

1. TEORÍA DINÁMICA O FREUDIANA

Sigmund Freud nace en Viena en 1856 y fallece el Londres en 1939. Aunque muy criticado por algunos médicos, psicólogos y filósofos, planteó una serie de cuestiones que tiene vigencia en la actualidad como la idea de que los niños también tienen sexualidad. Esta fue su gran originalidad, mostrar que la sexualidad no espera a la pubertad para manifestarse.

Formuló una teoría de la personalidad y del desarrollo psico-sexual. Éste, según él, pasa por las siguientes fases:

  • Fase oral: aproximadamente de 0 a 1 años. La principal fuente de placer se centra en la boca. La succión, el chupeteo, el contacto piel a piel con la madre al mamar, las caricias, etc. Son acciones placenteras e importantes para el desarrollo del bebé y su evolución psico-sexual dependerá, en buena medida de estas primeras experiencias.

  • Fase anal: entre 1 y 2,5 años. El niñ@ empieza con el control de esfínteres y su fuente de placer se centra en el ano, con la expulsión o retención de las heces. La enseñanza del control de esfínteres puede tener repercusiones negativas, si no se hace adecuadamente y en el momento indicado de acuerdo con el grado de madurez fisiológico y psicológico del niñ@.

  • Fase fálica: entre los 2,5 a 5 años. El placer lo obtiene en los genitales. Aparece una gran curiosidad para descubrir las diferencias entre los sexos, llevándose a cabo exploraciones sexuales mediante juegos. Una actitud de alarma o de rechazo por parte de los adultos frente a estos juegos, puede acarrear determinados conflictos en el niñ@. En esta etapa se da el complejo de Edipo o Electra, en el cual el niñ@ se enamora del progenitor del sexo opuesto, pasado el complejo, se identificará con el progenitor del mismo sexo.

  • Fase de latencia: entre los 5 y 9 años. El placer se obtiene en finalidades distintas de la satisfacción sexual, tales como la cultura, el arte, etc...

  • Fase de pubertad: de los 9 años a las primeras menarquias o poluciones nocturnas. Es una etapa de transición a la sexualidad adulta y se caracteriza por grandes cambios físicos y psicológicos.

 

2. TEORÍA DE APRENDIZAJE

El comportamiento se aprende. Toda conducta es objeto de aprendizaje, sea por imitación, por ensayo o por error. El comportamiento sexual, pese a su enorme complejidad, es también objeto de aprendizaje e implica tanto el aprendizaje de las motivaciones, los sentimientos, las conductas de seducción y de roles masculino y femenino, como el aprendizaje del comportamiento sexual en sentido estricto: dar y recibir placer sexual.

 

3. TEORÍA DEL APEGO

El niñ@, tras su nacimiento, comienza a establecer una relación con la madre o la persona que hace de tal, y esta relación va haciéndose cada vez más estrecha. Ésta viene establecida no sólo por la satisfacción que produce la alimentación, sino por una necesidad de contacto corporal con la persona que cuida al bebé.

Se ha demostrado que la carencia de contacto corporal puede producir consecuencias negativas en la socialización, en el área cognitiva, y por supuesto, en la sexualidad del individuo.


PARA SABER MÁS

VV.AA. (2008): Hablemos de sexualidad con los niños: Guía practica para padres, educadores y maestros. Madrid. Ed. Palabra.

DIEZMA, J.C. y DE LA CRUZ, C. (2002): ¿Hablamos de sexualidad con nuestros hijos? Madrid. Ed. CEAPA.

La teoría del apego. www.bebesymas.com

Fases de la Sexualidad. Sigmund Freud.
www.elalmanaque.com

Teorías explicativas de la sexualidad. La sexualidad en la la adolescencia. www.zonapediatrica.com


La Sexualidad    Última actualización: 04-11-2011

Puede descargar esta información en su versión para imprimir pulsando sobre el icono


acceso-bibliografia
acceso-enlaces
quienes-somos

Actualizaciones

Importante!! Los materiales ofrecidos en esta web se actualizan periódicamente. Si quieres saber cuando añadimos nueva información o hacemos alguna actualización, suscríbete a este servicio.


Nombre:

Email:

apoclam
enlace-cuadernos
cineyvalores
copoe